Curado del vitiligo con un bálsamo de la cocina de la abuela

Receta:

Combinar 2 cucharadas de jugo de zanahoria fresca, una cucharadita de aceite de oliva prensado en frío y una cucharadita de miel.

Utilizar:

Untar las áreas afectadas con este bálsamo tres veces al día. Después de 15-20 minutos se debe lavar el bálsamo con agua o té de cola de caballo. Si la enfermedad se ha extendido a través de la piel, se debe preparar el bálsamo en cantidades proporcionalmente.

Nota:

Evitar la exposición al sol, especialmente en las zonas afectadas de la piel, ya que es propenso a las quemaduras.